Los 5 ritos tibetanos. Colaboración en casa día 18.

Los cinco tibetanos

 

Los llamados Cinco Ritos, originarios del Tíbet, datan de miles de años y son 5 ejercicios muy buenos para hace a diario, independientemente de las prácticas habituales de cada uno ( yog, tai chi, pilates, correr, caminar….).

Se les conoce como “La fuente de la eterna juventud” ya que practicados a diario con conciencia, son capaces de devolver al organismo su vitalidad perdida y dar comienzo al proceso de rejuvenecimiento y salud.

 

Beneficios de los cinco ritos tibetanos:

– Equilibran nuestro sistema energético

– Activan el sistema endocrino

– Mejoran la digestión

– Estimulan el sistema inmunológico

– Fortalecen el sistema cardiovascular

– Amplían la capacidad pulmonar

– Alivian la tensión muscular del cuerpo

– Mejoran el estado del sistema respiratorio ampliando nuestra capacidad pulmonar.

– Mejora el tono muscular interno ( también algo el externo)

– Flexibiliza la columna y mejoran la posición corporal

– Estimulan la circulación sanguínea

–Ayuda al sistema linfático a drenar mejor para desintoxicar organismo

–Armoniza el sistema nervioso

– Equilibran la actividad de los hemisferios cerebrales

–  Flexibilizan la columna y las articulaciones en general

–  Mejoran el estado mental y emocional

 

Os podría describir muchos beneficios más, pero considero que con lo descrito tenéis motivos más que suficientes para comenzar a hacerlos hoy mismo, y ser constantes cada día.

A continuación os describo el desarrollo de cada rito de forma principiante, pero estos sencillos ejercicios pueden perfeccionarse más e incluso adaptarlos para diferentes enfermedades. Con tan solo 5 ejercicios es increíble la cantidad de beneficios que se pueden conseguir.

Durante toda la práctica es muy importante mucha conciencia y atención de la respiración y posición. Esto marca la diferencia de obtener más o menos beneficios.

 

RITO NUMERO UNO

De pie, recto, pies ligeramente separados y brazos extendidos hacia los lados del cuerpo (en cruz) y paralelos a los hombros, ni más arriba ni más abajo, y con las palmas de las manos hacia abajo.

Ya en esta posición, comienza a girar de izquierda a derecha, en el mismo sentido que las agujas de un reloj. Dando vueltas, con la cabeza recta y mirada hacia un punto fijo. Haz los giros que puedas, al principio lo normal es que puedas girar sólo unas pocas veces antes de sentirse mareados. Siéntate  o acuéstate para recuperarte. Tras unos días de práctica se reducirá el mareo y podrás ampliar vueltas y la velocidad, hasta llegar a 21.

 

RITO NUMERO DOS

Colócate en el suelo boca arriba. Completamente estirado sobre tu espalda, extiendes los brazos paralelos al cuerpo y palmas de manos hacia abajo.

A continuación levanta la cabeza, mientras aprietas la barbilla contra el pecho. Seguidamente levanta las piernas sin flexionar la rodilla hasta alcanzar la posición vertical o hasta donde puedas.

Para deshacer la posición, primero baja lentamente la cabeza y después las piernas, rectas y sin doblar las rodillas, hasta tocar el suelo.

La respiración es inspirar profundamente mientras levantas la cabeza y piernas. Retener mientras mantienes la posición. Expirar mientras las bajas y deshaces posición. 

Hacer las repeticiones que se puedan de forma cómoda. Lo importante es hacer bien el rito.

 

RITO NUMERO TRES

Ponte de rodillas manteniendo el cuerpo recto y barbilla contra pecho. Las manos deben ponerse bajo glúteos.

Mueve la cabeza y el cuello hacia atrás, al mismo tiempo que arqueas hacia atrás la columna.  Mantener y volver a la posición inicial.

Inspiras al echar hacia atrás cabeza y arquear espalda. Retener. Espirar al volver a posición inicial.

 

RITO NUMERO CUATRO

Siéntate sobre el suelo con las piernas estiradas, pies separados a la altura de los hombros, y manos apoyadas en el suelo a la altura de glúteos. La columna debe de quedar recta, cuerpo erguido y barbilla contra el pecho.

Empuja la cadera hacia arriba mientras la cabeza ligeramente hacia atrás, hasta formar  una línea recta de rodillas a cabeza. Mantén la postura unos segundos y regresa a la postura original. Inspiramos al elevarnos, retenemos respiración mientras mantenemos posición y espiramos al deshacer la posición.

 

RITO NUMERO CINCO

Nos ponemos boca abajo como para formar un triángulo. Palmas de manos en el suelo  unos 30 cm más delante de tu cabeza y planta de los pies apoyadas en el suelo ( si al principio no se puede no pasa nada). Los brazos y las piernas se tienen que mantener rectos durante todo el rito.

Echamos la cabeza hacia atrás mientras flexionamos el cuerpo a la altura de las caderas hasta conseguir  la forma de V invertida y barbilla contra pecho. El tronco no debe de tocar el suelo durante todo el ejercicio.

Retener y volvemos a la posición inicial.

Inspiramos en V correcta, espiramos mientras hacemos V invertida, y retenemos.

 

Repeticiones:

1ª semana: 3 veces cada rito

2ª semana: 5 veces cada rito

3ª semana: 7 veces cada rito

4ª semana: 9 veces cada rito

5ª semana: 11 veces cada rito

6ª semana: 13 veces cada rito

7ª semana: 15 veces cada rito

8ª semana: 17 veces cada rito

9ª semana: 19 veces cada rito

10ª semana: 21 veces cada rito

 

*Estos son los 5 ritos originales en versión inicial, no obstante, a mí en particular me gusta comenzar con una relajación de 4-5 minutos en posición de yoga ( Savasana), hacer los 5 ritos, tras el 5º hacer posición de yoga ( Balasana con brazos hacia delante) y finalizar con 5 minutos de Savasana.

 

Ayuda tener en el espacio una música agradable y esterilla cómoda, así como manta para taparte al estar en Savasana.

 

Importante no hacer estos ejercicios si alguna patología lo impide o dificulta, para evitar daños.

 

Ángel Pavón/Terapeutas

Terapeuta Facilitador de Salud

Especializado en Naturopatía, Estilos de Vida Saludable, Alimentación Saludable Consciente, Coach Nutricional, Ortomolecular, Homeopatía, Flores de Bach, Técnicas de Control Mental, Reiki y Desarrollo Humano.

“Mi profesión y dedicación es ayudar a las personas que quieren mejorar su vida, cuidarse, eliminar sus molestias de cualquier tipo, recuperar y mantener la buena salud, para así poder vivir con bienestar, vitalidad, plenitud, autoestima, felicidad y satisfacción”

 

Le recomendamos que visite  y nos siga en nuestro Facebook

Cuento para la reflexión. Colaboración en casa día 11

Cuento del helecho y el bambú

Había una vez un carpintero que parecía tener su vida resuelta. Tenía su taller, una mujer a la que amaba y dos hijos. Sin embargo, un día comenzó a tener menos pedidos, por lo que empezó a haber problemas económicos en la casa.

El hombre amaba su trabajo y quería cuidarlo. Para hacerlo, comenzó a intentar distintas formas de sacar su taller de carpintería adelante, pero ninguna parecía dar resultado. Los problemas económicos aumentaron y comenzaron a generarle problemas con su mujer. Los niños, al verlos tristes, preocupados y peleados, empezaron a tener problemas en el colegio.

El carpintero se sentía desanimado: nada de lo que hacía parecía tener sentido, puesto que las cosas iban cada vez peor. Un día, a punto de tirar la toalla, decidió ir al bosque a ver a un viejo sabio.

Había caminado una media hora por el bosque, cuando se encontró con el anciano. Este tenía una casa humilde y al ver al carpintero, lo invitó a pasar para que tomaran un té juntos. Notó la preocupación en su semblante y le preguntó qué le pasaba. El carpintero le relató sus problemas y preocupaciones, mientras el anciano lo escuchaba atenta y serenamente.

Cuando terminaron de tomar el té, el anciano invitó al carpintero para que fuera a un exuberante jardín que había en la parte trasera de la casa. Allí estaban majestuosos, el helecho y el bambú, al lado de muchos árboles más. El anciano le pidió que observara ambas plantas, el helecho y el bambú,  mientras le contaba su historia.

“Hace ocho años tomé unas semillas de helecho y de bambú, y las planté al mismo tiempo. Quería que ambas plantas crecieran en mi jardín, porque las dos me resultan muy reconfortantes y bonitas. Las planté con mucho entusiasmo y amor, puse todo mi empeño en cuidarlas a ambas, pues eran mi ilusión, deseo y tesoro”

“Poco tiempo después noté que el helecho y el bambú respondían de manera diferente a mis cuidados. El helecho comenzó a brotar y en apenas unos meses se convirtió en una majestuosa planta que lo adornaba todo con su presencia. El bambú, en cambio, seguía debajo de la tierra, sin dar muestras de vida.”

“Pasó todo un año y el helecho seguía creciendo sin parar, cada vez más exuberante, pero el bambú seguía sin nacer. Sin embargo, jamás me di por vencido. Seguí cuidándolo con mayor esmero aún. Aun así, pasó otro año y mi trabajo no daba frutos. El bambú se negaba a manifestarse”.

“Tampoco me di por vencido después del segundo año, ni del tercero, ni del cuarto. Cuando pasaron cinco años, un día sentado en el jardín, por fin vi que salía de la tierra una tímida ramita del bambú. Al día siguiente estaba mucho más grande, y día a día comenzó a crecer sin parar, con fuerza, mucha fuerza, hasta convertirse en un majestuoso bambú de más de 10 metros de altura.

¿Sabes por qué tardó tanto tiempo en salir a la luz y nacer?”

El carpintero, después de escuchar la historia, no tenía idea de por qué el bambú había tardado tanto en manifestarse. Entonces, le pidió al sabio que le contase.

 

“Tardó cinco años en nacer, porque durante todo ese tiempo la planta estaba echando raíces, yo no veía nada, pero ella se estaba desarrollando. Sabía que tenía que crecer muy alto y por ese motivo no podía salir a la luz el primer tallo, hasta no tener una buena base, firme y estable, que le permitiera elevarse grandiosamente, siendo a su vez fuerte y flexible”

 

¿Comprendes?

 El carpintero, entonces, comprendió que todo su trabajo actual estaba destinado a echar raíces. Y que el hecho de no ver los frutos de su trabajo en ese momento no significaba que estuviera perdiendo el tiempo, sino que se estaba haciendo más fuerte, y llegado el momento adecuado comenzaría a cosechar nuevamente los frutos.

Antes de dejarlo ir, el sabio le dio al carpintero un último mensaje: “ La felicidad te mantiene dulce, los intentos te hacen fuerte, las penas  hacen aflorar las cualidades humanas y el éxito te mantiene brillante”. Todo es necesario.

Este es el cuento original del helecho y el bambú.

 

Esta es mi reflexión personal:

Jamás debemos de compararnos con nadie, y no porque seamos distintos como se dice, sino porque somos UNICOS y ahí reside nuestra magia.

Jamás te des por vencido, el sigue la consigue, tan solo debes de tener claro tu objetivo.

Cada uno de nosotros tenemos un propósito en esta vida y sin embargo todos somos igual de necesarios, pues entre todos creamos el equilibrio, la VIDA.

Lo importante en un momento difícil, no es florecer, sino echar buenas raíces.

Si nos implicamos, el tiempo llega, tan solo hay que vivir el presente con consciencia, entrega y humildad.  Ángel Pavón

 

Salud para todo@s

Ángel Pavón/Terapeutas

Terapeuta Holístico Integrativo

Especializado en Naturopatía, Estilos de Vida Saludable, Alimentación Saludable Consciente, Coach Nutricional, Ortomolecular, Homeopatía, Flores de Bach, Técnicas de Control Mental, Reiki y Desarrollo Humano.

“Mi profesión y dedicación es ayudar a las personas que quieren mejorar su vida, a cuidarse, eliminar sus molestias de cualquier tipo, recuperar el bienestar y equilibrar su peso corporal si así lo desean, para así poder vivir con bienestar, plenitud, autoestima, felicidad y satisfacción”

 

Le recomendamos que visite  y nos siga en nuestro Facebook

 

Reflexión. Colaboración en casa día 8

Reflexión.

Hoy domingo que ha amanecido un precioso día soleado, invita a reflexionar.

Hemos vivido a lo largo de la historia varias crisis de diferente índole, de las que hemos salido y continuado. Todas las crisis vividas nos aportan una enseñanza, que se mantiene presente en las personas y sociedad por un tiempo, pero que desgraciadamente después se olvida. Y este es el principal problema de que constantemente haya crisis o de que su intensidad sea cada vez superior.

En estos días pese al dolor, sufrimiento y miedo que se vive, hay un gran despertar de amor incondicional, entrega, ayuda, colaboración, humildad, humanidad, algo que estaba olvidado por el frenético ritmo de vida que llevábamos.

Estamos tomando conciencia que lo más importante de la vida es VIVIR y solo se vive con salud, humildad y humanidad. Estos tres elementos crean consciencia y amor incondicional.

En estos días queda claro que todos, absolutamente todos somos iguales. Con más o menos dinero y posesiones, con mayor o menor clase social, los profesionales muy valorados y los más humildes, los de un país u otro. Todos absolutamente todos somos iguales.

Vemos el valor, humanidad y profesionalidad de los sanitarios, pero no menos importante el de servicios de limpieza, sin los que podrían trabajar los sanitarios en los hospitales. Lo mismo aplicable a todos los sectores y profesiones. Todos somos necesarios, respetémonos entre todos.

Días de amplia colaboración, de trabajar codo con codo, de poner cada uno su granito de arena, cada uno a su manera y con sus capacidades, porque todas son buenas y necesarias. En estos días podemos observar que si todos nos respetamos, apoyamos, valoramos y vamos todos de la mano, podemos con todo, podemos crear un mundo nuevo, una vida plena. Esto me lleva a pensar, que todo lo que estamos consiguiendo a pesar de estar viviendo esta dura experiencia, imaginar todo lo que podemos conseguir trabajando y colaborando unos con otros, en una vida normalizada. Imaginar por un momento, porque a mí me llena de emoción pensar una vida tan plena y feliz, y más aún estar convencido que lo podemos conseguir, tan solo depende de nosotros, está en nuestras manos.

Observo desde mi terraza el ambiente más limpio, las aves nocturnas cantan como hacía mucho tiempo que no escuchaba, incluso entrada la noche sobrevuelan los búhos y lechuzas con mucha tranquilidad. Todo esto con tan solo bajar el ritmo frenético una semana. Es impresionante.

Es cierto que se ha hundido la economía y la bolsa, pero ha despertado la solidaridad y humanidad, algo que invernaba desde hacía mucho, motivo por el cual en el planeta solo había humanos, pero no humanidad, y sin humanidad no puede haber VIDA.

En estos momentos, pese a la dureza de la experiencia, deseo de corazón, al igual quiero pensar que muchos de vosotros, que la vida quede transformada en positivo, pues la vida es algo diferente que lo que teníamos ya antes de esta crisis.

Considero que tras este momento y experiencia, el mundo y vida no volverán a ser igual.

Estamos viendo, día tras día, que cuando nos ponemos todos juntos a trabajar y colaborar, podemos crear algo maravilloso, podemos crear vida. Por favor, sigamos así, sin que nada ni nadie nos divida, ni razas, ni países, ni política, ni religiones, ni creencias, ni clases, ni orientaciones, ni sensibilidades, ni dinero, ni nada……….

TODOS SOMOS UNO

Feliz día

Ángel Pavón/Terapeutas

Terapeuta Holístico Integrativo

Especializado en Naturopatía, Estilos de Vida Saludable, Alimentación Saludable Consciente, Coach Nutricional, Ortomolecular, Homeopatía, Flores de Bach, Técnicas de Control Mental, Reiki y Desarrollo Humano.

“Mi profesión y dedicación es ayudar a las personas que quieren mejorar su vida, a cuidarse, eliminar sus molestias de cualquier tipo, recuperar el bienestar y equilibrar su peso corporal si así lo desean, para así poder vivir con bienestar, plenitud, autoestima, felicidad y satisfacción”

 

Le recomendamos que visite  y nos siga en nuestro Facebook

Relajación y bienestar. Colaboración día 4 en casa.

Llevamos días de actividad, tensión en el cuerpo, el miedo presente y la mente que no para.

Habitualmente no se da al descanso la gran importancia que tiene para la salud, se menosprecia y se tiene como una pérdida de tiempo, sin embargo es una buena inversión que podemos hacer en favor de nuestra salud.

Cuando descansamos nuestro cuerpo se recupera, nuestro sistema inmunológico se fortalece, nuestras funciones fisiológicas pueden funcionar mejor, ganamos en concentración, nuestra mente se armoniza y se ve la vida diferente, más positiva.

La mayor parte del descanso se produce por la noche, cuando dormimos, que es cuando nuestro cuerpo se repara y regenera, por ello el dormir las horas suficientes y en el horario correcto es fundamental para la buena salud y como medida antiaging.

Dormir poco, en horario incorrecto o con poca calidad, se asocia a enfermedad y envejecimiento del cuerpo.

Para dormir bien acordaros de cena temprana, ligera, sin excitantes. Tomar una infusión relajante y una vez en la cama aplica una esencia de lavanda ( siempre pura y biológica  por favor) en tus pulsos de tus muñecas, sienes y a continuación frota tus manos e inhala profundo 3 veces. También puedes aplicar un poco de esencia de lavanda en tu almohada.

Por ello, tras estos días emocionalmente intensos y físicamente cocinando el lunes y ayer martes haciendo ejercicio, porque habéis cocinado las recetas y hecho los ejercicios verdad? Claro que si.

Pues hoy vamos a dedicarnos a descansar más, de forma más consciente, a experimentar como se siente nuestro cuerpo con silencio y descanso. El cuerpo lo agradecerá enormemente.

Cada uno a su manera. Hacer alguna relajación guiada, meditación, simplemente quedarse en silencio, poner música suave y dejarse llevar por la melodía, cada uno a su manera, el caso es buscar silencio y descanso.

Y el resto del día dedicar tiempo a la lectura que te guste, escuchar buena música o ver vídeos online interesantes y agradables, pero todo con calma, armonía y sin pensar en nada más.

Piensa en cuantas veces has querido tener día para estar en casa sin hacer nada o bien para poder leer tranquilamente, escuchar música, escribir….Aprovecha, ahora tienes esos días.

 

Puedes apoyarte en este enlace que contiene una relajación y trabajo de agradecimiento guiada por Louise Hay.

https://www.youtube.com/watch?v=clFV13nmSiM

 

También puedes dedicar tiempo a ampliar cultura online. Ya que la Unesco ha tenido el gran detalle de dar el enlace a la biblioteca digital mundial.

https://www.wdl.org/es/

 

Y si quiere visitar museos, también puedes hacerlo online a través del siguiente enlace.

https://pinacotecabrera.org/

 

Y para finalizar una música relajante que me encanta. Deseo que también os guste.

Os deseo que paséis un relajado y feliz día

Ángel Pavón/Terapeutas

Terapeuta Holístico Integrativo

Especializado en Naturopatía, Estilos de Vida Saludable, Alimentación Saludable Consciente, Coach Nutricional, Ortomolecular, Homeopatía, Flores de Bach, Técnicas de Control Mental, Reiki y Desarrollo Humano.

“Mi profesión y dedicación es ayudar a las personas que quieren mejorar su vida, a cuidarse, eliminar sus molestias de cualquier tipo, recuperar el bienestar y equilibrar su peso corporal si así lo desean, para así poder vivir con bienestar, plenitud, autoestima, felicidad y satisfacción”

 

Le recomendamos que  nos siga en nuestro Facebook

 

Bienvenid@s

Si quieres una visita de nutrición o bienestar conmigo, solicita día i hora.
Y obtendras un 30 % de descuento en tu primera visita.

Reserva tu visita en:

terapias@angelpavonterapeuta.com

O déjame tus datos:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies