Col Verde

Col Verde “ brassica olerácea”

No se sabe con exactitud el origen de la col verde, pero todo indica que proviene de Europa Continental.

Los griegos llamaban a la col verde “Krambe” y los romanos “Brassica”, ambas culturas adoraban la col verde por sus innumerables propiedades para la salud.

Vegetal de invierno, de hojas fuertes y tallo fibroso, que hay que cocinar bien para consumirla, pero también es cierto que las partes más blandas pueden consumirse crudas en ensalada.

Muy baja en calorías y muy rica en vitaminas, minerales y fibra, destacamos su gran aporte en vitamina C y calcio. Pero también rica en potasio, magnesio, y vitaminas k, b6 y A.

La col verde es un regalo de la naturaleza para la salud, destacando principalmente sus propiedades de activación peristáltica del intestino para facilitar su trabajo, conserva e incluso mejora la salud ósea gracias a su calcio asimilable, magnesio y vitamina C, mejora el bienestar del hígado gracias a sus componentes azufrados , regula el metabolismo de peso, grasas y glúcidos gracias a su activa vitamina B6, y a su vez fortalece el sistema inmunológico al igual que sus hermanas kale y brócoli, pero de forma diferente.

Y algo muy importante, es un gran antioxidante. Tod@s preocupad@s por los antioxidantes, para cuidar la piel, mantenerse joven, cuidar el interior, cuando la col verde es un gran antioxidante si se consume con regularidad, y puede ayudar a proteger las células de nuestro cuerpo del estrés oxidativo de agentes externos y de las reacciones químicas internas del organismo.

La col verde además, aporta al organismo calor y energía para compensar el frío del otoño e invierno, aporta calma y equilibrio, a la vez que nos reconecta con la naturaleza. Fortalece las funciones del estómago, bazo y páncreas.

Por todo ello y mucho más, la col es uno de esos maravillosos regalos de la Madre Naturaleza.

Una ensalada con col verde picadita, rabanito laminado, granada y unos ajitos lamiados y salteados. Aliñada con un poco del mismo aceite de saltear los ajos, es una delicia para el paladar y la salud.

Así mismo, para quien no le sienten bien las ensaladas, puede saltear la col verde, con zanahoria y calabaza y unos ajitos. Se puede añadir también un poco de salsa de soja o vinagre de manzana. Un plato muy reconfortante para el frío otoño e invierno.

Cabe destacar que las personas con hipotiroidismo deben evitar las coles.

Salud para tod@s

Ángel Pavón

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Bienvenid@s

Si quieres una visita de nutrición o bienestar conmigo, solicita día i hora.
Y obtendras un 30 % de descuento en tu primera visita.

Reserva tu visita en:

terapias@angelpavonterapeuta.com

O déjame tus datos: