Calabaza

LA CALABAZA 

La calabaza es el fruto de la planta calabacera. Pertenece a la amplia familia de las cucurbitáceas.

Planta originaria de Asia, su cultivo y consumo se extendió hasta américa y desde allí al resto de continentes, gozando en la actualidad de una gran aceptación a nivel culinario.

El consumo de la calabaza es durante todo el año, pues hay diferentes variedades que se adaptan a ello. Las variedades de verano son más tiernas y jugosas, y las de invierno más compactas, menos jugosas pero con más sabor dulce. Dentro de las calabazas de invierno hay muchas variedades, pero vamos a centrarnos en la calabaza cacahuete, pues es posiblemente una de las más consumidas en otoño-invierno.

En forma de cacahuete como su nombre indica, su tamaño puede variar desde el medio kg hasta los 8-10kg aproximadamente. Su color es naranja suave su piel y naranja intenso su pulpa.

La calabaza es muy baja en calorías, ya que tiene una gran cantidad de agua y muy pocos carbohidratos, lo que hace de ella un alimento ideal para personas que necesitan mantener el peso equilibrado en invierno.

Contiene gran cantidad de vitaminas, entre las que destacamos el betacaroteno que no solo es bueno y necesario en verano para el sol, pues durante todo el año ayuda a mantener la piel, cabello, huesos, mucosas y sistema inmunológico en buen estado. Además de ser un buen antioxidante que protege las células del estrés oxidativo.

También contiene  varias vitaminas del grupo B, imprescindibles para el buen funcionamiento de nuestro metabolismo, entre muchas más funciones.

La vitamina C es antioxidante, colabora en la reparación de los tejidos, fortalece el sistema inmunológico, protege los vasos sanguíneos, y ayuda a asimilar el hierro entre muchas más funciones.

La vitamina E también es antioxidante, fortalece el sistema inmunológico, e interviene en la formación de glóbulos rojos, colágeno, huesos y dientes.

También contiene varios minerales como magnesio y fósforo, pero el mineral que más destaca es el potasio, mineral imprescindible para el impulso nervioso y la correcta actividad muscular. Esta elevada cantidad de potasio junto con el poco sodio, hacen de la calabaza también un alimento diurético.

La calabaza también contiene gran cantidad de fibra soluble, que mejora la salud intestinal y la evacuación, imprescindible para evitar acumulación de toxinas y muchas enfermedades.

En la cocina la calabaza es muy versátil, puede tomarse cruda en jugos, cocinada  a la plancha, horno, en guisos, crema, sopa, rehogada, salteada, gratinada, rebozada, para hacer postres, mermelada y repostería. Tan solo se trata de echarle imaginación creativa a la cocina.

Que la disfrutes y aproveches este maravilloso alimento-medicamento que nos brinda el otoño

Salud

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Bienvenid@s

Si quieres una visita de nutrición o bienestar conmigo, solicita día i hora.
Y obtendras un 30 % de descuento en tu primera visita.

Reserva tu visita en:

terapias@angelpavonterapeuta.com

O déjame tus datos: